Saltar al contenido
Cenefas para pared

Las 4 razones por las que deberías poner cenefa en tu cocina

El uso de las cenefas no es que sea más popular ahora que hace una o dos décadas. Simplemente es que la gente se ha dado cuenta que sus paredes quedaban muy sosas sin ellas, además de que estéticamente se ven de lujo.

Aunque su uso es más común en los cuartos de baño, en las cocinas cada vez se utilizan más. ¿No estás muy convencido de si deberías usar una cenefa o no en tu cocina? ¡Con lo que te vamos a decir ahora quedarás convencido de que deberías hacerlo!

¿Por qué usar una cenefa en la cocina?

La respuesta rápida sería decirte simplemente porque sí. Admítelo, ¿no te parece que tu cocina es un poco sosa con toda la pared del mismo color y sin nada más que la haga destacar? Con una buena cenefa, se marca un punto de referencia para que la gente se fije al entrar en la estancia en los azulejos que has usado.

En segundo lugar, porque te sirve como punto de referencia. Ya te explicamos que, según la estancia, las cenefas se colocan a una altura u otra. Ese punto de referencia te puede servir para establecer cuál es la mejor altura para los muebles de la cocina o para poner los accesorios decorativos.

Cenefa de cerámica vs cenefa adhesiva, ¿cuál es mejor?

No es que un estilo de cenefa sea mejor que otra. Simplemente es que cada una queda mejor con un tipo de pared. Por ejemplo, la cenefa de cerámica solo puedes ponerla cuando colocas azulejos en las paredes de la cocina. Bien es cierto que algunos decoradores las incrustan en las paredes lisas, pero luego, si decides cambiarlas, es un verdadero dolor de cabeza quitarlas y poner las nuevas.

En cambio, las cenefas adhesivas sirven para cualquier tipo de pared, pudiendo ponerse con azulejos o sin estos. Es más, si decides poner azulejos hasta la mitad de la pared, en lugar de una cenefa de cerámica te recomendaríamos una adhesiva, porque son más fáciles de instalar y cambiar en el futuro.

Introducen algo de color en la decoración de tu cocina

En la cocina, por norma general, se usan colores neutros y se intenta introducir otros colores más fuertes a través de los muebles de esta. Pero, hay a quien no le gustan los colores tan chillones.

De modo que, ¿por qué no usar las cenefas para incorporar dichos colores? Puedes usar una cenefa de gresite para que haya diferentes tonalidades de gris o de marrón, una cenefa adhesiva de alguna temática que te guste (como pueden ser los animales, el deporte o la naturaleza).

Si apuestas por una pared bicolor, es tu mejor opción

Has decidido que la pared de tu cocina será totalmente lisa, o solo con azulejos hasta la mitad, pero que, además, será de dos colores. ¿Y no vas a poner ningún elemento divisorio que marque un punto de principio y fin de cada uno?

Por supuesto que vas a hacerlo, y es el poner una cenefa. Como te hemos comentado un poco más arriba, usa la cenefa adhesiva para paredes lisas o que estén revestidas hasta la mitad, mientras que las cenefas de cerámica úsalas solo cuando pongas azulejos.